Pruebas hidráulicas / equipos a presión

Las pruebas hidráulicas, o también llamadas pruebas de presión hidrostática, consisten en la verificación de la resistencia, hermeticidad e integridad estructural de todo equipo que trabaje a una presión superior a la atmosférica. Es posiblemente la prueba más importante a la que se someten los equipos a presión, que tiene como objetivo revalidar su estado para desempeñar otro ciclo de trabajo.

Tipos de inspección

Esta prueba es de obligado cumplimiento según el actual ‘Reglamento de equipos a presión’ (RD 809/2021). De esta forma se establecen tres niveles de inspección:

Tipos de inspección

Clasificación de equipos a presión

Para determinar qué tipo de inspección y periodicidad corresponde a un equipo es necesario conocer la categoría a la que pertenece. Esto se averigua con un simple cálculo. En la placa instalada por el fabricante consultamos la presión de servicio (PS) en bar, y la multiplicamos por el volumen en litros. Con este dato podemos consultar la siguiente tabla:

Clasificación de equipos a presión

Protocolo de pruebas hidráulicas

Las pruebas a hidráulicas, como su propio nombre indica, se realizan con agua y con el equipo aislado y fuera de servicio. Hay algunos requerimientos para poder someter a un equipo a la inspección periódica:

· Que este dado de alta en industria (en el caso de que el equipo opere en una instalación fija).

· Tener a disposición la documentación del mismo (certificado de conformidad CE y el de su válvula de seguridad).

La prueba consiste en el sometimiento del equipo a unas condiciones de presión extraordinarias, mucho más elevadas que las que experimentará durante su normal funcionamiento.

Para superar la prueba, se debe elevar la presión del agua dentro del equipo a 1,5 veces la presión de servicio máxima. Es decir, para un equipo que tiene su presión máxima de trabajo en 200 bar, la presión de la prueba será de 300 bar. Esta presión ha de mantenerse, sin disminuir, durante al menos 1 hora. Es importante que la temperatura del agua no varíe durante la prueba.

Al finalizar la prueba es necesario comprobar que el equipo no presente deformaciones.

En Reyco estamos certificados para instalar y reparar equipos a presión. Además, estamos capacitados para llevar a cabo pruebas hidráulicas en baja, media y alta presión ( ≤ 1.000 Bar g) en equipos sujetos a normativa.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.